Asistencia pscicológica

Objetivo: brindar atención profesional especializada para la atención psicológica de la persona con MG y de su núcleo familiar.

A cargo de la Licenciada Alicia Uhrich.

El impacto que genera el diagnóstico de una enfermedad crónica como la MG suele ser una etapa en donde la negación es la primera reacción lógica, con todo lo que ello implica en lo individual y en lo familiar. Como individuos nos encontramos constantemente sometidos a una serie de hechos y situaciones que se nos presentan, más o menos importantes en su apariencia, movilizan nuestra afectividad y desencadenan preocupaciones que deben expresarse de alguna manera. Se puede conceder que en tanto estas preocupaciones que se producen no sean expresadas o elaboradas, se acumulan y tarde o temprano afectarán nuestro funcionamiento físico y mental.
Poner palabras al sufrimiento de un difícil trance, pero esto es algo que mitiga la angustia. Es importante que la persona que ha recibido un diagnóstico de Miastenia Gravis, o sus familiares y amigos, puedan poner en palabras lo que siente, de manera que la palabra sirva como estabilizadora de emociones mezcladas, y así calmar la angustia. Y, sin angustia, están la vida, la supervivencia, permitiendo a quien ha superado lo peor de la prueba, hallar la solución por sí mismo. Por eso la angustia tiene la necesidad de expresarse. Si no puede hacerlo en palabras lo hará por la conducta o el funcionamiento corporal, por el comportamiento del cuerpo en sociedad o por medio de su carácter, o por una alteración en su cuerpo. Todo es lenguaje en el ser humano. El cuerpo mismo a través de la salud o a través de la enfermedad, es lenguaje. Habrá entonces que buscar lo que el cuerpo está diciendo.

FAIAM, a través de sus profesionales y de su experiencia de años en el tratamiento integral de la MG, y mediante una alianza entablada con la Asociación Escuela Argentina de Psicoterapia para Graduados, brinda apoyo y contención tanto a adultos como a niños, ya sea en forma individual o grupal, propiciando un espacio para canalizar los distintos aspectos psico-emocionales, tanto del paciente como de su entorno familiar.